El Hincha

El Charrúa no puede festejar

  • image1
    Un punto. El Charrúa se trajo un buen empate de visitante ante Sportivo Barracas.

Central Córdoba consiguió un valioso punto en su visita a Sportivo Barracas. Lo remontó en dos oportunidades, pudo ganarlo y también casi lo pierde. Pero fue empate 2-2 y continúa sin sumar de a tres.

En la primera jugada, a los 7 minutos, Lucas Trecarichi ejecutó un tiro libre cerca del área y tras un grosero error de Juan Marcelo Ojeda (la pelota le pasa por abajo), la historia ya estaba 1-0 a favor del local. El Charrúa reaccionó rápido y lo empató a los 16, tras un preciso tiro libre de Juan Fernández a la cabeza de Alfredo Resler, quien estampó el 1-1.

Allí, la etapa inicial sufrió un quiebre para el lado del local. Porque Barracas lo fue a buscar con todo y tuvo un anticipo de lo que vendría a los 32 minutos, con un disparo de larga distancia de Trecarichi que se fue rozando el ángulo del arco de Ojeda. Pero el aviso se consumó dos minutos después, tras un córner que anticipó en el primer palo Sergio Salomone y por el centro del área de cabeza Martín Iglesias puso el 2-1. Y pudo ampliar la diferencia a los 36, pero Ojeda le tapó el mano a mano a Salomone.

Lo mejor que le pasó a Córdoba fue irse al descanso solamente 2-1 abajo.

En el arranque del complemento, Cuffaro mandó a la cancha a Lucas Bracco y Cristian Sánchez, quienes acomodaron el medio e hicieron que el equipo fuera más adelante a buscar el empate. Pero la primera llegada fue del Arrabalero con un centro desde la izquierda de Gómez, cabezazo de Salomone y un manotazo salvador de Ojeda.

Y la igualdad del Charrúa llegó a los 11 minutos, cuando la pelota le quedó a Lucas Lazo cerca del área, giró y sacó un bombazo que se clavó en el ángulo para poner el 2-2.

Los dos tuvieron chances hasta el final, con un disparo de Torres que controló Ojeda para Barracas, y dos remates de Yassogna, un cabezazo y una volea, que tapó Cáceres.

Fue un 2-2 con sabor agridulce para los dirigidos por Ariel Cuffaro Russo. Lo positivo es que pudo igualar dos veces el marcador corriendo de atrás, que no se cayó en lo anímico y que siempre fue a buscarlo para llevarse algo más a Rosario. Lo negativo es que los errores defensivos le siguen costando goles del rival, que el mediocampo no genera tantas situaciones como antes, y la puntada final le sigue costando muchísimo, ya que necesita cinco o seis situaciones para convertir un gol.

La revancha será dentro de una semana ante Ituzaingó en el oeste del conurbano bonaerense, donde el único resultado posible es el triunfo.

Dura derrota del Sala

No logra arrancar. Argentino protagonizó otro pobre partido, sufrió su cuarta derrota de manera consecutiva, y se mantiene último en la tabla de posiciones sin siquiera un punto. El verdugo de turno fue Real Pilar, el debutante en la categoría, que con muy poco se impuso con autoridad por 3-1 sobre un equipo rosarino que no da pie con bola en este inicio de temporada.

De mal en peor. El Sala, que nuevamente soñaba con ser uno de los protagonistas del certamen con Marcelo Vaquero al mando, volvió a jugar un flojo partido y otra vez se quedó sin nada ante un rival de menor jerarquía, que aprovechó con muchísima efectividad las pocas chances de gol que generó.

La próxima presentación del elenco de barrio Sarmiento será frente a Centro Español en el José Martín Olaeta, escenario donde Argentino cayó 2-0 con Liniers hace dos semanas y en el cual buscará cortar con esta inesperada racha negativa que lo dejó al DT Vaquero en la cuerda floja.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente