Política

Trasante busca ser el cuarto concejal de Ciudad Futura

  • image1
    Eduardo Trasante dialogó mano a mano con El Ciudadano a un mes y días de las elecciones generales a concejal.

Eduardo Trasante comenzó a ser un nombre conocido en la opinión pública rosarina cuando en 2012 se puso al frente del reclamo de justicia por el triple crimen de Villa Moreno, en el cual fue asesinado su hijo Jeremías, Claudio Suárez y Adrián Rodríguez; militantes del Movimiento 26 de Junio. En 2014, otro de sus hijos, Jairo, fue asesinado a tiros a la salida de un boliche, tras una presunta pelea. Pastor evangélico desde hace 25 años, Trasante se sumó a la fuerza política Ciudad Futura, que “estuvo siempre muy cerca” de su pedido de justicia y ahora tiene una certera posibilidad de ingresar al Concejo municipal, tras obtener casi 27 mil votos en las Paso.

En su trabajo como capellán de la iglesia evangélica en los penales de Rosario, Trasante fue pastor de dos de los asesinos de su hijo Jeremías, quienes estaban alojados en la cárcel de Piñero. “Si uno cambia su manera de pensar, cambia su manera de vivir. Por eso acepté la posibilidad de acompañar durante un tiempo a quienes mataron a Jeremías y ser su pastor”, recordó el ahora candidato a concejal de Ciudad Futura en diálogo con El Ciudadano.

Lejos de guardar rencor, Trasante aseguró que perdonó a quienes asesinaron a sus hijos: miembros de una banda encabezada por Sergio “Quemado” Rodríguez. “El perdón es algo que está incorporado a mi corazón. No guardamos rencor, odio ni un pensamiento de venganza. Tratamos siempre de abrazar el corazón de Dios como plataforma, porque la violencia no hubiera cambiado de ninguna manera mi situación”, indicó.

Por la cuarta banca

Tras la muy buena performance de las elecciones de 2015, Ciudad Futura consiguió colocar tres concejales en el Palacio Vasallo: Juan Monteverde, Caren Tepp (ahora candidata a diputada nacional) y Pedro Salinas. De mantenerse los números de las Paso en octubre, Trasante será el cuarto representante de esta fuerza.

“Giros (una de las agrupaciones que integran Ciudad Futura) me acompañó muy de cerca en mi pedido de justicia por el asesinato de Jeremías. Destaco el apoyo total de Monteverde, Salinas y su gente; pero haber aceptado su invitación no significa una devolución de favores”, manifestó el candidato.

Trasante vive en el barrio Villa Moreno y, además de Jeremías y Jairo, tiene otros cinco hijos. En vísperas de las elecciones se casó. Según contó, nunca hubiera sido candidato sin el apoyo de su familia. Y “también de Dios”.

“Los pastores tenemos mucho contacto con gente humilde. Más allá de que soy un representante del evangelio, mi idea no es hacer una política religiosa”, aseguró Trasante, quien también señaló que desea representar en el Concejo “a todas las familias que tuvieron un pérdida y buscan justicia”.

“Un quiebre en Villa Moreno”

Trasante conoce la realidad de su barrio. Además de candidato y pastor, es un vecino más, que observó “mejoras” luego del triple crimen.

“Fue un quiebre en Villa Moreno. Se empezó a mejorar la seguridad y las familias recuperaron la tranquilidad”, comentó el candidato de Ciudad Futura. Y completó: “Desde la muerte de los chicos, el gobierno municipal ha tratado de cambiar el barrio y mejoró mucho, luego de años de perdición”.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente