Lunes 1 de Septiembre de 2014

Denuncian que Pami privatizó la atención telefónica del 139

Por Luciana Sosa.- Los trabajadores lanzaron una medida de protesta para pedir que conserven 140 fuentes laborales que están en riesgo. Anunciaron un paro total de actividades en Rosario para el próximo miércoles y marcha a la sede central en Capital Federal.

Publicado el 10 noviembre 2012

Los conflictos en la delegación local del Pami se suceden sin interrupciones, a razón de al menos uno por semana. El último, que estalló ayer y promete extenderse, tiene que ver con la denuncia que hicieron trabajadores de esa entidad, que aseguraron que se privatizó el servicio telefónico del 139, que es de atención y asistencia gratuita. Los trabajadores se expresaron preocupados por el destino de 140 empleados. Hasta el momento hubo promesas de reubicarlos en los servicios de emergencia privados, que se han hecho cargo del servicio, pero los trabajadores y delegados reclaman datos concretos. Es por eso que se encuentran en estado de asamblea permanente y el miércoles habrá paro total y movilización a la sede central, en Capital Federal.

“Hasta el martes vamos a atender a los afiliados que tienen tratamientos ya programados como diálisis y oncológicos, pero el miércoles las autoridades de Pami deberán hacerse cargo de estos casos, ya no tenemos alternativa”, explicó Marcelo Sánchez, delegado general de la junta interna Pami Rosario.

“La disolución del 139 ha sido una medida autoritaria y en pos de un negociado que tiene la Nación con la salud de los abuelos, porque se ha privatizado el servicio. Es una vergüenza de la que no está exenta ninguna provincia”, agregó Sánchez.

Según detallaron los delegados, las empresas que ahora atienden las demandas en la ciudad son Emerger y Vital. Asimismo, que “no cuentan con el espacio físico ni con los recursos humanos para que los 140 trabajadores sigan cumpliendo con su función”.

“Tenemos choferes de ambulancia, telefonistas, enfermeros y médicos que están a la deriva, a punto de quedar en la calle, simplemente por el hecho de que el país no se ocupa de la obra social que contiene a los de la tercera edad. Además sabemos que el servicio ambulatorio está llegando con unas tres horas de demora, lo cual deja al jubilado totalmente desprotegido”, sostuvo Sánchez.

El miércoles, paro total

Según detallaron los trabajadores del Pami local, el miércoles habrá una convocatoria nacional hacia la sede de la entidad en Capital Federal. “Vamos a ir a la mismísima sede de calle Perú 169. Vamos a lograr una protesta masiva para que Luciano Di Cesare (director ejecutivo del organismo) dé marcha atrás con esta resolución”, expresó Sánchez. A la vez, pidió disculpas a los afiliados afectados, pero “no podremos brindar atención de ningún tipo; el mismo Pami debe hacerse cargo de esta situación”.

Un reclamo viejo

Por su parte, Raúl Daz, secretario adjunto de ATE Rosario, explicó a El Ciudadano que “la situación es mucho más compleja de lo que parece. Acá salta la noticia de que se disolvió el servicio del 139, y que hay 140 trabajadores sin saber de su destino, pero el problema viene de hace ya dos años cuando se comenzó, con la nueva gestión, a vaciar a Pami Rosario”.

El enfoque del reclamo es amplio, entre las demandas está la de la calidad del servicio propio, mientras que “con esta decisión desnaturalizan nuestro trabajo. Ya lo anunciamos y denunciamos cuando cerraron los 22 centros de jubilados (Unidades Descentralizadas, UDES), una posibilidad única e innovadora que le permitía a los afiliados, nada menos, recibir una atención y asesoramiento cerca de su casa, en su propio barrio, como también el retiro de medicamentos y vacunas. Esta quita fue el primer gran paso de esta debacle”, detalló Daz, desde ATE.

Respecto de los centros en los barrios, desde Pami habían prometido un nuevo diseño de atención. De hecho, tuvieron un centro “móvil” que recorrió algunos barrios de la ciudad, pero los barrios siguen sin su UDE.

Comentarios