Policiales

Cuatro rugbiers fueron imputados por abusar a una joven

  • image1

Cuatro integrantes del seleccionado de Cuyo de Rugby Seven fueron imputados, acusados de haber violado a una joven de 24 años durante una fiesta celebrada en una quinta de la localidad mendocina de Chacra de Coria para festejar la obtención del Torneo de la República de la especialidad.

La investigación apunta a determinar si la joven fue abusada mientras se encontraba indefensa por haber consumido una importante cantidad de alcohol

Los deportistas, entre los que se encuentra el hijo de un legislador provincial de la UCR, fueron imputados este martes por “abuso sexual agravado con acceso carnal y por la participación de 2 o más personas” en torno a un caso ocurrido el viernes pasado.

Los acusados Lisandro Biffi y  Sebastián Vanin, hijo y sobrino, respectivamente, de César Biffi, actual presidente del bloque radical de la Cámara de Diputados y ex intendente de Godoy Cruz, e  Ignacio Ceschín, y Enzo Falaschi, quien integró en el pasado el plantel de Los Pumitas.

La imputación, a la que le corresponden penas que ven de los seis a los quince años de prisión, estuvo a cargo de el fiscal de Luján-Maipú Gildo Andreoni.

A los imputados se les impuso una fianza de 150 mil pesos para mantener la libertad.

Antes, había recibido un cargo por el mismo hecho, aunque por un delito menor considerado como “abuso simple”, el manager del equipo, José Hervida, por supuestos tocamientos a la víctima.

El hecho se produjo el 22 de diciembre pasado cuando Hervida organizó en un barrio privado una fiesta para celebrar el torneo de la República de Seven  obtenido por el equipo cuyano 12 días antes, cuando venció a su similar de Buenos Aires por 15 a 4 en la final del certamen, disputado en Paraná.

El caso detonó cuando el propio Hervida le dijo a la hermana de la supuesta víctima, en una conversación por whatssap, que había tenido sexo con varios participantes a la fiesta.

En la conversación, el manager terminó señalando los nombres de los participantes de los encuentros sexuales.

Cuando la hermana de la víctima le preguntó que había ocurrido, ésta respondió que no podía recordar nada.

Según indicaron medios locales, pericias posteriores realizadas a la joven determinaron que no presentaba marcas de una relación forzada y tampoco se pudo establecer que haya consumido drogas como cocaína o marihuana.

Sin embargo, se espera el resultado de otras pruebas para establecer si pudo haber ingerido alguna otra sustancia con el alcohol.

El abogado de los jóvenes, Juan Day, dijo que “les han dado la libertad luego de imputarlos porque no existe contundencia en las pruebas. Se investigará y luego se resolverá un sobreseimiento”.

Day, en declaraciones a un diario local, aseguró que no se pudo determinar que la chica haya mantenido relaciones sexuales o ingerido drogas.

“Los testigos dicen que no vieron ninguna situación sexual, algo que por (las características del) lugar no podría haber sido ocultado”, resaltó.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente