Ciudad

Crece el interés por la energía solar hogareña

  • image1
    Vivienda de plan oficial en la localidad de Correa dotada de calefón solar.

Aún sin dejar de ser una alternativa, el uso de la energía solar crece en la provincia. Así lo muestran las estadísticas del último año: se dispararon las consultas en el Banco de Santa Fe para obtener un préstamo y comprar calefones solares dentro del programa Un sol para tu techo y aumentó 50 por ciento la venta de termotanques solares de origen chino distribuidos por una empresa nacional. Así, la Secretaría del Estado del Hábitat evalúa incorporar los sistemas solares térmicos en viviendas públicas, mientras la Cámara de Diputados discute dos proyectos vinculados.

Como en otros rubros, Santa Fe sufre por las políticas económicas nacionales. Los tarifazos en la energía invitaron a que se dispararan las consultas por calefones solares mediante el programa Un sol para tu techo, iniciado en 2013. Según el gobierno provincial, en lo que va del año unas 1.500 personas se asesoraron en el Banco de Santa Fe por el préstamo de 20 mil pesos a 60 meses, o con la tarjeta de crédito de la entidad en 18 cuotas fijas. Ese interés, no obstante, no se reflejó en ventas de equipos por el momento. Al menos no de los aparatos propuestos por el programa provincial, que trabaja con cuatro proveedores de fabricación nacional, uno de Rosario.

Lo que creció fue la venta de termotanques solares chinos que hace años se comercializa, pero recién en estos últimos meses levantaron vuelo. El cambio fue la apertura de las importaciones del gobierno de Cambiemos. Así, los que consultaban por energía solar encontraron un modelo más barato al nacional y ahora con la posibilidad de conseguir repuestos.

En diálogo con El Ciudadano, Damián Mutti, representante de la empresa Sungreen, que distribuye termotanques, explicó que las ventas aumentaron entre un 50 y 60 por ciento respecto al año pasado.

“La demanda creció mucho por los aumentos de la tarifa de energía”, precisó, e hizo una descripción del mercado actual: la mayoría de los equipos que se venden son de tubo de vacío (el agua se calienta con la radiación del sol), es un 30 por ciento más eficiente y barato que los de placa plana conocidos por ser mencionados por el presidente Mauricio Macri durante una conferencia de prensa.

Para Mutti, cada vez más comercios, industrias e instituciones suman la tecnología además de los hogares. Los equipos más grandes que pueden costar hasta 12 mil pesos más IVA y los más chicos, para casas con tres o cuatro habitantes, cuestan de 2.500 a 3 mil pesos más IVA. En limpio, son más caros que los termotanques tradicionales que se nutren de gas para calentar agua. Están entre 4 y 5 mil pesos más con las conocidas posibilidades de financiación con tarjeta.

“A quienes están construyendo lo mejor es incorporar las dos tecnologías: gas y solar. Con el termotanque solar se ahorra entre 70 y 80 por ciento de la tarifa anual de gas”, agregó Mutti.

Desde 2014 la provincia realiza jornadas de capacitación en instituciones de cinco localidades. En todas se enseñó durante cuatro días y se dejó instalado un calefón solar. Junto con un dispenser matero, se colocaron en el observatorio astronómico de capital, en el Centro Cívico de Venado Tuerto, en el Centro de Integración Comunitaria del barrio América en Reconquista, en el Instituto Superior del Profesorado de Tostado.

En tres años la provincia sumó 178 instaladores certificados y están distribuidos de forma más o menos pareja entre capital (25), Venado Tuerto (30), Rafaela (29), Reconquista (39), Tostado (28) y otros 27 más cerca del sur provincial. En cambio, sólo 3 figuran como habilitados en Rosario para colocarlos.

Hace dos semanas la Cámara de Diputados provincial pidió al Ejecutivo incorporar en todos los planes de viviendas que se encuentren en proyecto de ejecución, y de aquí en adelante, la instalación de calefones solares. Los autores de la iniciativa fueron los radicales Héctor Gregoret y Santiago Mascheroni.

Desde la Secretaría del Estado del Hábitat adelantaron que evalúan incorporar el sistema a todos los proyectos habitacionales. Primero fueron 10 casas en la comuna de San Carlos Sud, luego 44 en Gálvez, otras 14 en Correa y se están ejecutando otras 62 en el barrio Godoy de Rosario.

El ejemplo que da el Estado

El municipio y la provincia intentan desde hace años dar el ejemplo de migrar a energías sustentables en los edificios públicos. Los calefones solares son de las últimas iniciativas que han puesto en marcha.

Sólo en reparticiones municipales de Rosario funcionan 24 calefones solares entre la planta de compostaje, Centro de Convivencia Barrial (CCB) Lima, CCB La Tablada, y los polideportivos Garzón, Belgrano, Parque Oeste y 9 de julio. Uno de los últimos fue el del Polideportivo Cristalería en mayo de este año. En ese mismo mes se habilitaron 10 estaciones solares –dotadas con un calefón solar y paneles fotovolcánicos– que brindan agua caliente y la posibilidad de conectar y cargar dispositivos tecnológicos con entrada USB. En Rosario, están en la Ciudad de los Niños, en el Estadio Municipal “Jorge Newbery” y en la Granja de la Infancia.

Diputados tiene planes

En la Cámara de Diputados de Santa Fe hay en la actualidad proyectos relacionados con la fomentación del uso de la energía solar.

El socialista Rubén Galassi propone deducir el 50 por ciento del impuesto inmobiliario a los usuarios cuyas construcciones usen fuentes de energía renovable, ya sea sistema con calefactores geotérmicos, módulos fotovolcánicos o sistemas de captación solar para calentar agua.

Otro Rubén, Giustiniani, presentó un segundo proyecto. Busca declarar de interés la fabricación, investigación y capacitación de sistemas solares térmicos. Entre las consecuencias directas, modificaría el régimen de construcción público y privado. Para las nuevas se exigiría que cuenten con al menos el 50 por ciento de la generación de agua caliente basada en sistemas solares térmicos. Para las edificaciones completas, se le exigiría el mismo porcentaje en un plazo no mayor a 4 años.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente