Edición Impresa

Córdoba y Santa Fe: evasión con 34.000 toneladas de cereal

La Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) realizó 69 operativos en diversos establecimientos agropecuarios de Santa Fe y Córdoba y detectó 18.650 toneladas de cereales y oleaginosas no declarados y otras 16.300 toneladas pertenecientes a proveedores santafesinos apócrifos por un valor estimado en 32 millones de pesos más los ajustes fiscales.

Además, se registró un 22 por ciento de irregularidades en el personal empleado, empresas rurales que operaban sin habilitación e importantes diferencias entre las declaraciones de ganado y su existencia real.

El operativo de fiscalización se realizó a diversas industrias molineras, aceiteras, de biodiésel y de alimentos balanceados, como así también a acopiadores de cereales y oleaginosas en la zona centro norte santafesina y en las localidades de Morrison, Bell Ville, Colazo, Alejo Ledesma, Arias y General Baldiserra del sur de Córdoba.

Cabe destacar que estos controles se efectúan con apoyo de equipamiento tecnológico de la Afip que permite verificar on line la declaración de las mercaderías inventariadas como la autenticidad de su documentación.

En las inspecciones se examinó la facturación de los establecimientos, movimientos de granos y se determinó la capacidad de almacenamiento y existencias registradas. También se verificó la fluidez y velocidad de respuesta en la conectividad con los servicios de la página de la Afip.

Durante los controles se comprobó que once establecimientos santafesinos almacenaban un total de 16.300 toneladas de granos correspondientes a proveedores apócrifos. Paralelamente, y mediante el método de cubicaje de silos (alambre, chapa, galpones, celda, silos bolsas), realizado por personal especializado con manuales de procedimiento aplicables en la materia, se detectó una diferencia de existencia de cereales y oleaginosas de 18.650 toneladas, en ambas provincias.

También se efectuó un control presencial en la trilla de la cosecha gruesa 2009/2010, a fin de determinar los rindes promedios obtenidos por los productores verificados y se los comparó con las declaraciones realizadas ante la Afip.

Como se prevé para los próximos días una intensificación de la recolección de la cosecha gruesa del presente ciclo en todo el país, la Afip profundizará sus controles, la implementación de puestos móviles sobre rutas y los accesos a establecimientos acopiadores e industria. También se verificará la correcta utilización tanto de la Carta de Porte como el origen y destino de los granos, la vigencia del Código de Trazabilidad de Granos (CTG) y la real existencia de los productores remitentes.

También se aprovechará el uso de imágenes satelitales. En lo que va del año, mediante este mecanismo, se practicaron ajustes a productores agrícolas santafesinos por 2.500.000 de pesos y se requirió información a 2.863 productores de soja, controlando en forma inteligente por medios tecnológicos más de 2 millones de hectáreas cultivadas.

En cuanto al personal de dependencia relevado, se detectó que el 22 por ciento de los trabajadores agropecuarios presentaban irregularidades. Por otra parte, se labraron actas de infracción a establecimientos que no cumplimentaban con la correspondiente habilitación comercial.

Durante los controles también se verificó la cantidad de existencia de hacienda bovina en pie mediante conteo de los rodeos. Entre las importantes diferencias detectadas figura el emblemático caso de un establecimiento de Santa Fe que contaba con más de 1.000 animales no declarados.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente