Gremiales

Conflicto en Unilever: piden una salida alternativa a los despidos

  • image1

En un clima de mucha incertidumbre la empresa Unilever ratificó una vez más los 65 despidos de la planta de Villa Gobernador Gálvez. Este lunes venció el plazo de la conciliación obligatoria y los trabajadores se movilizaron hasta las puertas del Ministerio de Trabajo para exigir la reincorporación. En la audiencia, el gremio y las autoridades de la cartera laboral instaron a la empresa a que abra la negociación para brindar una alternativa a los trabajadores. La semana que viene se reunirán para evaluarlas y el martes próximo habrá una nueva audiencia. La conciliación se extenderá hasta el jueves 7 de diciembre.

Un poco de esperanza se vislumbra entre los trabajadores de Unilever cuando en la audiencia que mantuvieron este lunes en el Ministerio de Trabajo las autoridades apuraron a los empresarios a negociar. La firma mantuvo la postura que tomó desde el comienzo: despedir a 65 trabajadores de varios sectores y de los tres turnos. El argumento era que el costo laboral es muy alto, pero los números a los que accedió el sindicato muestran lo contrario. De las 8 plantas que la firma tiene en el país, la de Villa Gobernador Gálvez lidera la rentabilidad en todo el mercado del cono sur. En este contexto, las autoridades sindicales insisten en que detrás del ajuste hay una intencionalidad política.

“Somos un gremio que representa a los trabajadores. Quieren debilitar la fuerza obrera”, dijo el secretario general del sindicato de jaboneros, Matías Rodríguez.

La empresa no presentó proceso preventivo de crisis y ofreció engordar la indemnización de los despedidos. Desde el gremio sostienen la defensa de los puestos de trabajo.

“No hay justificativo para la medida. Nosotros no vamos a negociar. Queremos la vuelta de los despedidos a los puestos de trabajo. Algunos pueden acordar la desvinculación, pero los puestos tienen que estar garantizados”, agregó Rodríguez y contó que la sensación de los compañeros es de mucha incertidumbre.

En la audiencia acordaron que la firma y el gremio se reunirán nuevamente la semana que viene, después que las autoridades ministeriales exigieran a los empresarios a brindar una salida alternativa. Mientras esperan el resultado de la negociación, los trabajadores volverán a los puestos hasta el jueves 7 de diciembre.

El conflicto

El viernes 20 de octubre la empresa avisó a los empleados de la planta de Villa Gobernador Gálvez que debían posponer la producción porque iban a desinfectar. Dos días después las autoridades empezaron a hablar de una reestructuración de personal. El martes los empleados, el sindicato y los empresarios fueron a una primera audiencia en el Ministerio de Trabajo de Santa Fe donde se dictó la conciliación obligatoria hasta el 13 de noviembre.

La planta de jabones emplea a 280 trabajadores que cumplen tres horarios rotativos: de 22 a 6, de 6 a 14 y de 14 a 22.

Unilever es una firma multinacional y compite con P & G. Produce marcas como Le Sancy, Suave, Rexona, el antibacterial Lishou, Lux y Dove. Por cada línea de jabones se fabrican 13 mil cajas semanales. Se exporta un 20 por ciento de lo producido en la planta.

En medio del conflicto la firma pagó 2.270 millones de euros (2.710 millones de dólares) y compró la firma de cosméticos Carver Korea. Según la agencia Reuters, la compra está sujeta a la aprobación de las autoridades reguladoras.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente