Ciudad

Con antorchas, reclamaron justicia por la muerte de la docente en la comisaría 10ª


Notice: Undefined index: thumbs in /home/elciudadanoweb/public_html/wp-content/themes/elciudadanoweb2016/single.php on line 67
  • image1
    María de los Ángeles trabajaba como bibliotecaria en dos escuelas. Alejandro Guerrero

Convocada por Amsafé, este jueves se llevó a cabo la Marcha de las Antorchas para reclamarle al Estado provincial una investigación profunda y el esclarecimiento de la muerte de la maestra María de los Ángeles París, quien a principios de mes murió en dependencias de la comisaría 10ª en circunstancias que despiertan sospechas. A la manifestación se sumó el reclamo de familiares y allegados a la joven que sufrió lesiones, en un contexto también confuso, mientras era retenida en la seccional 7ª, y hoy permanece internada en coma inducido en el hospital de emergencias Heca.

Fotos: Juan José García / Alejandro Guerrero

El gremio de los docentes, al que pertenecía María de los Ángeles –trabajaba como bibliotecaria en las escuela Gurruchaga– encabezó la marcha acompañado por otras organizaciones sindicales y de la sociedad civil. Partieron desde los Tribunales provinciales de Pellegrini y Balcarce hasta la plaza San Martín, frente a la sede local de la Gobernación.

Amsafé había llamado a suspender las clases desde las 18.30 para permitir la concurrencia de los maestros. Durante el acto, realizado en la plaza de Santa Fe y Dorrego, habló el dirigente del gremio docente Gustavo Terés, quien tuvo duras palabras sobre el accionar de la Policía y del Ejecutivo provincial. También, en un tono calmo pese al dolor, el hermano de la maestra fallecida, Guillermo París.

María de los Ángeles trabajaba como bibliotecaria en las escuelas Gurruchaga y Técnica 464 (ex Técnica 2). El miércoles 3 de mayo, ingresó a la comisaría 10ª de Alberdi (Darragueira 1158), supuestamente para hacer una denuncia contra motochorros que la asaltaron o temía que lo hicieran. “Se sucedieron hechos muy confusos y nuestra compañera murió encerrada y esposada en el interior de la comisaría”, expresaron referentes del gremio de los maestros. Es que la versión policial de lo ocurrido esa noche –que hace referencia a un estado de alteración de París– deja numerosos interrogantes: por qué la detuvieron, y la dejaron encerrada en un cuarto sola, por qué no se pidió asistencia médica, como es obligación, si es que tenía un problema.

Junto con el reclamo de justicia por la docente, se reiteró el de esclarecimiento de lo ocurrido con Elina R. en la seccional 7ª, con varios antecedentes similares. El sábado último, la joven había concurrido a un recital en un local cercano, en cuyo ingreso fue detenida, presuntamente, por provocar desmanes. De allí en más la historia es poco clara. Según la Policía, la mujer, una vez en la comisaría de calle Cafferata, se autoprovocó lesiones. Sus allegados niegan esta versión y apuntan a una golpiza de efectivos de la fuerza. Por eso marcharon este jueves junto a los maestros.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente