Policiales

Causa por violación de chica en su cumple de 15 aún no tiene detenidos

  • image1
    Descampado. El terreno donde, según la denuncia, la chica sufrió un ultraje por parte de una patota de adolescentes. Juan José García

Sabrina –no es su verdadero nombre– había cumplido 15 el miércoles pasado y quería tener su fiesta de cumpleaños. Sabía que sus padres no podían pagar esas celebraciones que se hacen por tradición y que la mayoría de las veces suponen gastar lo que no se tiene. Entonces se las arregló y pidió permiso a su familia para festejar el sábado en casa de un amigo de barrio Igoíllo, en la localidad bonaerense de San Pedro, que vive a dos cuadras de su casa. La consigna era llevar bebidas “a la canasta”. Esa madrugada la violaron en su propio cumpleaños y todavía no hay detenidos.

Como en la mayoría de los pueblos del interior, en San Pedro los espacios de salida para los adolescentes no abundan. Ya crecidos para quedarse en casa, y sin la edad ni el dinero suficiente para entrar a un boliche, los pibes se las ingenian para salir de joda. Las redes son espacio de difusión de cualquier encuentro para zafar la noche.

Alguien había posteado en Facebook el cumpleaños de Sabrina y a la fiesta llegaron pibes y pibas de distintos barrios. No todos se conocían.

Pese al mal tiempo, la cumbia y el reggaeton siguieron hasta entrada la madrugada. Hasta que la fiesta terminó de forma abrupta.

Según reconstruyó su familia y luego asentó en una denuncia, una horda de pibes engañó a Sabrina bajo pretexto de darle un regalo y la sacó de la fiesta. Eran las 3.30. La chica desconfió y quiso volver. Pero el grupo, envalentonado por el alcohol, la llevó por la fuerza a un descampado. En ese terreno de calle Zannúcoli al 500 la decena se comportaba como una sola mismidad machista. La sometieron. La violaron.

Mientras, en el cumpleaños, la ausencia de la chica resultaba extraña. Cuando un amigo preguntó por ella, alguien respondió: “Están por allá, están en el campo”, dijo Romina, hermana de la víctima.

El dueño de la casa salió a buscarla con una linterna. Cuando llegó al descampado escuchó que la chica gritaba. Alumbrando la oscuridad vio siluetas que escapaban y encontró tirada a Sabrina, llorando. La pesadilla no terminó allí: cuando llegaron a la casa, sus amigos intentaron contenerla y le pidieron que cuente qué había pasado, pero en ese momento llegaron dos de los pibes que se la habían llevado. Hubo acusaciones y gritos. “Hasta la trataron de loca”, contó la hermana de la víctima.

Al día siguiente, familiares de Sabrina hicieron la denuncia en la Comisaría de la Mujer, y el abuso sexual fue constatado por pericias médicas. Según reconstruyeron con base en los testimonios de la adolescente, cuatro de los jovenes consumaron el ataque sexual, mientras otros seis no llegaron a perpretar el ultraje.

Amigos y familiares de la chica tienen identificados, al menos, a siete de los agresores. Uno de ellos es mayor de edad, dijeron.

La causa quedó en manos del fiscal de Menores José María Guadagnoli, a cargo de la UFI 1 de San Nicolás, quien finalizó este martes por la mañana la toma de declaración de parte de los acusados. Sin embargo, el juez de Garantías Ricardo Pratti rechazó el pedido de detención de los cinco adolescentes.

“Nosotros pedimos la detención. El domingo trabajamos contrarreloj, porque hay que presentarle al juez todas las evidencias para pedir la detención, sobre todo de tantas personas. Por el momento el juez la rechazó”, dijo el fiscal Guadagnoli a Apa Radio San Pedro. “El juez rechaza la detención en base a que no se contaba con la versión de la víctima”. Por lo pronto, el fiscal recibirá el jueves en San Nicolás a la víctima, donde además se desarrollará la primera pericia psicológica para evaluar si está en condiciones de prestar declaración bajo el sistema de cámara Gesell.

“Hasta el momento tenemos la versión de testigos y la de su madre. Si está en condiciones, declarará en Cámara Gesell el jueves”, adelantó el fiscal, que caratuló el caso con la máxima calificación que prevé el Código Penal: abuso sexual con acceso carnal agravada por la participación de dos o más personas.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente