Edición Impresa

Caso Paula Perassi: esposa del empresario Strumia seguirá presa

  • image1
    Alberto, padre de Paula, encabezó una movilización en Tribunales para seguir de cerca la audiencia. Juan José García

En una semana que tuvo algunas noticias vinculadas con el caso Perassi, que investiga la desaparición y muerte de Paula, la joven sanlorencina de quien nada se sabe desde 2011, la Cámara Penal confirmó ayer la prisión preventiva de Roxana Michl. Es la esposa del empresario Gabriel Strumia y, junto con los otros siete imputados en la causa –entre ellos cinco policías: Jorge Kretz, María Galtelli, Aldo Gómez, Daniel Puyol y Gabriel Godoy–, está acusada de haber colaborado en que otra acusada, Mirta Rusñisky, le provocara a la joven un aborto sin consentimiento seguido de muerte a la victima.

Paula tenía 36 años cuando desapareció el 18 de septiembre de 2011. Durante la investigación se conoció que mantenía una relación amorosa y que estaba embarazada del empresario Gabriel Strumia, quien está procesado junto con su mujer, la presunta abortera y cinco uniformados. En mayo los imputados volvieron tras las rejas cuando el camarista Carlos Carbone confirmó la prisión preventiva dictada en su contra. Según la teoría fiscal y de la querella, Paula desapareció luego de salir de su casa de San Lorenzo tras recibir un llamado telefónico. La mujer se negó a realizarse un aborto, por lo que fue forzada a hacerlo y en ese contexto murió. Hasta el momento no se encontraron sus restos.

Sobre Roxana Michl en su momento la Fiscalía sostuvo que tuvo un rol protagónico, tanto material como intelectual. De acuerdo con la acusación la mujer introdujo en la causa el testimonio de uno de sus hijos, quien sostuvo que días posteriores a la desaparición de Paula vio a la joven en la vía pública cuando iba a buscar el boletín de calificaciones al colegio. Este punto se diluyó con el testimonio de una profesora. A ello, se sumó un supuesto llamado a la casa de los Strumia con un pedido de auxilio presuntamente de Paula que fue desechado por su padre, quien incluso sostuvo que a su juicio es la voz de Mich.

Hace unos meses la defensa Michl solicitó la prisión domiciliaria argumentando que la mujer tiene hijos menores de edad y obesidad mórbida. En diálogo con El Ciudadano, Adrián Ruiz, abogado querellante, explicó que el pedido fue rechazado en primera instancia por el juez Juan José Tutau, quien analizó los informes médicos que dieron negativo, a lo que se sumaba que los hijos de la mujer no eran menores de 5 años, como estipula la ley. El fallo fue apelado por la defensa y ayer fue confirmado por el juez de segunda instancia Carlos Carbone.

Esta semana, la Cámara Penal revocó el archivo dictado por el juez Tutau al chofer y mano derecha de Strumia, Antonio Díaz, principal sospechoso en la desaparición de Paula. A principios de agosto, la Cámara había resuelto revocar el sobreseimiento de Strumia y Díaz por el delito de homicidio, con lo cual este noveno acusado sigue ligado al caso. Desde la querella señalaron que al momento de hacer la acusación, en la requisitoria de elevación a juicio, se evaluará la calificación legal, que dependerá de las pruebas que se fueron incorporando y de otras que se están produciendo.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente