Edición Impresa

Cambiamos: 264.143 trabajadores menos

  • image1

El Centro de Economía Política Argentina (Cepa) elaboró un informe en el sostiene que entre el 10 de enero y el 30 de junio de 2017 se contabilizan 22.369 despidos y suspensiones. Esta cantidad suma un total de 264.143 despidos y suspensiones brutos acumulados desde diciembre de 2015 (76.526 del sector público y 187.617 del sector privado).

En promedio, esto implica 3.728 despidos y suspensiones mensuales durante 2017.

Los despidos y suspensiones del sector privado alcanzan los 20.423. La amplia mayoría (casi el 70%) se concentran en la industria.

Es posible destacar que, durante el primer trimestre de 2017, los despidos y suspensiones de la industria representaron el 74% del total y reducen su participación a 62% en el segundo trimestre. Mientras tanto, en este último período toman dinamismo los despidos vinculados con los servicios, que pasan de representar el 23% en el primer trimestre al 36% en el segundo trimestre.

Y si se analizan los datos se puede encontrar una evolución de los despidos y suspensiones en el sector industrial. Allí se observa la continuidad en el proceso de expulsión laboral a lo largo de todo el año 2017, promediando 2.340 casos mensuales.

Despidos por cierre

Los despedidos privados del primer trimestre alcanzan los 12.193 casos, mientras que los del segundo trimestre de 2017 ascienden a 10.176 casos. Es de destacar que 1 de cada 4 despidos del segundo trimestre se relacionan con cierre de empresas o plantas. En el caso de la industria la proporción es aún mayor: 1 de cada 3 casos están vinculados con cierres.

Constataciones

En tanto, el Sistema Integrado Previsional Argentino (Sipa) computa 54.195 trabajadores menos en el sector industrial entre noviembre de 2015 y abril de 2017.

Y la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) muestra además una nueva caída del empleo industrial en mayo de 2017.

Luego de la movilización realizada el 7 de marzo, donde los dirigentes fueron increpados por quienes participaron de la masiva convocatoria, la CGT “ganó tiempo” convocando a un paro general realizado un mes después (6 de abril). Luego de ello, y a pesar de que se mantuvieron los despidos y suspensiones, la inactividad de la CGT resultó llamativa. La activa participación de comisiones de fábrica y delegados de base, como en el caso de Pepsico, contrasta con la reacción de la CGT frente al avance flexibilizador de Cambiemos.

Asimismo, la intervención del gremio de Canillitas ha expresado el mecanismo decidido por el gobierno para abordar a los gremialistas que no adhieran a la propuesta laboral y política propuesta por Cambiemos.

En medio de esta situación, la discusión sobre el salario mínimo, vital y móvil confirmó lo evidenciado en 2016: el SMVM se mueve en un piso de aproximadamente 6 puntos porcentuales por debajo del promedio del período previo. El resultado muestra que el promedio del período 12/2012 a 12/2015 alcanzó 96,71% (respecto de 12/2012), mientras que el promedio del período posterior, entre 12/2015 y 05/2017, se redujo a 90,94%: 5,77 puntos porcentuales menos de poder adquisitivo. Al estimar de ahora en más una inflación mensual de 1%, el promedio alcanza 90,54%, es decir, reafirma el piso de 6 puntos por debajo de la etapa anterior.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente