Edición Impresa

Binner dijo que el Fondo del Bicentenario es “invotable”

Bicentenario complicado. En el Senado el mapa será más duro para el oficialismo.

Bicentenario complicado. En el Senado el mapa será más duro para el oficialismo.

El gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, sostuvo ayer que es “invotable” para su partido el Fondo del Bicentenario, que el gobierno nacional constituyó a través de un decreto de necesidad y urgencia destinando 6.569 millones de dólares de reservas del Banco Central para pagar vencimientos de deuda. Aunque el mandatario provincial admitió que hubo “diálogos sobre la posibilidad de tratar este tema” y hasta ahora venía mostrándose ambiguo en sus definiciones –según las cuentas de la Casa Rosada 19 gobernadores del oficialismo y de otras fuerzas políticas respaldan el Fondo y presionarán a los legisladores de sus distritos para que no voten contra el  decreto 2.010/2009 que lo creó– sus dichos de ayer parecieron sepultar las esperanzas del oficialismo de contarlo también con él. Con ese panorama, la cuenta de porotos en ambas Cámaras es al menos ajustada, aunque en el Senado –que hoy comenzará a discutir autoridades y conformación de comisiones– el kirchnerismo confía en que ganará la votación.

  El Fondo del Bicentenario fue creado por un decreto que deberá ser ratificado por el Congreso. Pero para ello basta con la aprobación de una sola de las Cámaras, independientemente de cuál: aunque la otra vote por revocarlo, se mantendrá en pie. Para tumbar el decreto, en cambio, hace falta el voto tanto del Senado como en Diputados.

  En ese marco, el oficialismo –en algunos casos se encargó el ex presidente y actual diputado Néstor Kirchner en persona– desplegó una operativo de “seducción” de los gobernadores, muchos de los cuales soportan acuciantes problemas de caja.

  Pero ante ello Binner pareció más ofuscado que tentado. Ayer salió a reafirmar sus cuestionamientos al Fondo del Bicentenario y sostuvo que la provincia espera “que le paguen lo que le deben a cambio de ningún favor”.

  En esa línea, el socialista recordó que su gobierno recurrió “a la Justicia” para que la Nación devuelva fondos que pertenecen a Santa Fe. “Para que nos paguen lo que nos deben fuimos a la Corte Suprema de Justicia. Esperamos ahora que se convoque a una reunión de conciliación”, recordó Binner.

  “Queremos que se cumpla con la Justicia y las leyes, todo lo que se hace en forma transparente y clara beneficia a la población”, acotó el gobernador.

  Así, tampoco pareció conmover a Binner el argumento del oficialismo para la creación del Fondo del Bicentnario con reservas. Es que, según las cuentas de la Casa Rosada, de otro modo el Estado nacional debería pedir plata prestada para pagar los vencimientos de deuda, con lo que, además de endeudarse más, debería soportar fuertes intereses.

  Por su parte, los gobernadores, incluso algunos opositores al gobierno de Cristina Fernández como el cobista catamarqueño Eduardo Brizuela del Moral esperan una tajada a cambio de respaldar el Fondo: además del relajamiento –que obtuvieron el año pasado– de la ley de disciplina  fiscal, cuentan con un flujo de dinero para obras que no estaría si no se paga la deuda con reservas. Y también sospechan que la tranquilidad del frente económico externo les posibilitaría a ellos mismos obtener dinero fresco con menos intereses.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente