Edición Impresa

Atlantic Sportsmen, histórico y centenario

  • image1
  • image2

Atlantic Sportsmen Club ofrece una cordial bienvenida a socios y visitantes a través de un brilloso corredor, cuyas vitrinas muestran hileras de trofeos de todos los tiempos, disciplinas y categorías. Institución centenaria y referencia social y deportiva de Echesortu (barrio Remedios de Escalada de San Martín), nació un 12 de marzo de 1912 y transita por los 104 años de vida. Por intermedio de sus actividades cotidianas moviliza a 1.100 asociados, promueve 9 deportes, eventos sociales, talleres culturales y servicios deportivos de diversas características.

En la entidad situada en Lavalle 936 se pueden practicar disciplinas como judo, natación, voley, básquet, patín, gimnasia artística, escuelita de fútbol, boxeo y fitness. Fútbol y básquet para veteranos también tiene un espacio en Atlantic, mientras que el sector de gimnasio y el centro acuático se encuentran concesionados.

Analía Gil, la presidenta de Atlantic, cuenta con 13 años de antigüedad como socia. “Arranqué en la subcomisión de gimnasia artística. Pasé por todos los cargos dirigenciales. Llegué a la vicepresidencia hasta que me propusieron estar al frente del club. Fue un desafío enorme asumir en la conducción del club. Acá se trabaja en equipo y también hacia afuera, o sea para la comunidad”, expresó la dirigente del Verde.

Atlantic se caracteriza por su perfil inclusivo. De hecho la profesora Lorena Montesserín coordina actividades sociales y deportivas al frente de un grupo de chicos con capacidades especiales. “Nuestro proyecto consiste en proponer un espacio de integración y capacitación. Con el recurso humano como pilar fundamental para la cooperación e inclusión. Una integración que tiene que ser cuidada. En primer lugar desde lo social para después trasladarlo a lo deportivo, a través de la interacción que hacemos con los profes de las otras disciplinas”, contó Lorena.

“Tenemos un grupo de profesores con una enorme vocación y capacidad de servicio”, se jactó la presidenta de Atlantic. A cargo de Eduardo Dessanti, cerca de 80 chicos practican básquet. Divididos en dos líneas: ‘blanca’ y ‘verde’. Y aunque el primer equipo compita en el campeonato de la B de la Asociación Rosarina, el club de Echesortu se destaca en las categorías intermedias.

Así lo reflejó el profe Leandro Tesido. “En los torneos federativos, Atlantic quedó entre los 12 mejores equipos provinciales en categorías Sub 15 y Sub 13. Participamos en todas las divisiones intermedia y le proveemos jugadores a las distintas selecciones rosarinas”, resaltó.

En la planta baja del club, detrás del gimnasio, las clases de judo se desarrollan a cargo de Miguel Russo, 8º Dan, profesor internacional y distinguido el año pasado por el Concejo Municipal. El boxeo tiene su espacio en el entrepiso, mientras que en los amplios salones del primer piso se desarrollan las disciplinas de gimnasia deportiva y patín artístico.

Alrededor de 100 chicas de entre 10 a 21 años compiten a nivel federativo en especialidades como salto, viga y paralelas. De acuerdo a horarios de turnos y contraturnos escolares, las niñas realizan 4 horas diarias de entrenamiento de lunes a sábado.

En el salón contiguo, Melina Gómez es una de las profes que tiene a cargo al nutrido grupo de patín recreativo, compuesto por 180 integrantes. “Trabajamos con alumnas desde los 3 hasta los 60 años. Las dividimos en 11 grupos para entrenarlas dos veces por semana. Los festivales de fin de año son inolvidables para toda la familia”, apuntó Melina.

Para asociarse a Atlantic, la cuota individual asciende a 200 pesos, mientras que los jubilados deben abonan 130. En tanto, existen descuentos por grupo familiar. “Por encima de cualquier obra que podamos proyectar, la prioridad es que los empleados cobren sus sueldos”, advirtió Gil.

En la actualidad, la institución de calle Lavalle cuenta con 3 empleados en mantenimiento, otros 3 en administración y un portero. Y también ofrece un servicio gastronómico de calidad por intermedio del histórico bufete. Los viernes y sábado a la noche, las pastas caseras de Chiqui se convierten en el plato preferido de los comensales.

Detrás del gimnasio de básquet, aparece una cancha al aire libre para usos múltiples, el sector de camping que estalla de socios en verano y la histórica casona que a principios del Siglo XX inspiró la obra de la poetisa y escritora Alfonsina Storni en su niñez.

Casona inspiradora

Sportsmen-2
Atlantic cuenta con dos servicios concesionados para sus asociados: el complejo natatorio denominado Atlantic Centro Acuático y el espacio de musculación que lleva el nombre de Atlantic Gym.

El natatorio permanece concesionado durante todo el año, bajo la supervisión del profesor Ricardo Pérez. Allí se realizan actividades como natación, hidroterapia y macronatación, entre otras. También el profe Adrián Oberti trabaja en pileta para chicos.

Por su parte, el Atlantic Gym cursa su segundo año de servicio. Cuenta con una amplia sala de musculación y con aparatos modernos para el desarrollo de sesiones de gimnasia funcional, clases de zumba, rutinas individualizadas, entrenamiento de fuerza para deportistas, plataforma vibratoria, bicicleta y cinta.

Para los alumnos secundarios de la Escuela de Enseñanza Media Nº 258 “Soldados Argentinos”, situada en San Juan 3652, el club Atlantic abre sus instalaciones para que puedan realizar educación física. Dicho convenio de locación incluye como contraprestación de servicios, el pago de la Tasa General de Inmuebles por parte del colegio.

Los clubes de barrios subsisten a partir de las gestiones que llevan adelante sus directivos en ámbitos gubernamentales. En este caso, la presidente Analía Gil se entrevistó con funcionarios de la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad de Rosario, con el propósito de poner en funcionamiento a la casona situada sobre Bulevard Avellaneda -que pertenece a Atlantic- para que en temporada de otoño e invierno puedan llevarse a cabo diversos talleres: canto, juguetería y dibujo de comics.

La misma casona centenaria que representa un patrimonio histórico para Atlantic y para barrio Echesortu. Allí mismo, la célebre poetisa y escritora Alfonsina Storni pasaba los veranos rosarinos en principios del 1900.

“Alfonsina escribió sus primeros poemas justamente en su casa de Echesortu, en la esquina de Mendoza y Constitución. Pasaba los veranos rosarinos en la casona de Avellaneda que pertenece al Atlantic Sportsmen Club; y se inspiró en el viejo ombú de la quinta San Pedro (un espacio de producción de verduras y hortalizas, y de reunión que funcionó hasta entrada la década del 30), para escribir su poema Anhelos”, refieren desde una publicación del Ente Turístico de Rosario.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente