Policiales

Lo mataron dentro de su casa y suponen venganza

  • image1
    “Parece un claro ajuste por drogas, pero habrá que ver si esto es así cuando se identifique a los atacantes”, dijeron voceros de la pesquisa. Archivo

Un joven de 28 años fue asesinado de un balazo en la cabeza ayer por la madrugada en la zona sudoeste, adonde llegaron dos hombres y una mujer, quienes le dispararon tras una discusión, según dijo la pareja de la víctima, dijeron voceros policiales y judiciales. Según esta versión, la testigo declinó brindar detalles del ataque y luego se comprobó que sobre ella pesaba un pedido de captura de la Justicia federal, en una causa por drogas, por lo cual quedó detenida. Por la característica del asesinato y por los antecedentes de la muchacha, los pesquisas se inclinaban por pensar que se trató de una ejecución motivada por algún diferendo en la venta de drogas en ese sector de la ciudad.

El hecho se registró alrededor de la 1 de la madrugada de ayer en una vivienda precaria ubicada en Garibaldi al 3600, en zona sudoeste. Según el testimonio de familiares de la víctima, identificada como Ricardo González (de 28 años), todo sucedió cuando ingresaron a la casa dos hombres y una mujer con quienes se inició una discusión.

La pelea terminó cuando uno de los tres agresores le disparó a González en la cabeza, agregaron las fuentes. Los peritos médicos determinaron en el lugar que la víctima presentaba una herida de arma de fuego en el cráneo que le provocó la muerte en el acto. Según precisaron voceros del caso, el proyectil le ingresó por la pera y se determinó que era de calibre 22.

En tanto, de la escena del crimen fueron secuestradas cinco vainas servidas calibres 22 y 9 milímetros, aunque no estaba claro si los atacantes usaron dos armas o bien la víctima alcanzó a intentar defenderse a tiros.

Por del funcionario judicial a cargo del caso, el fiscal de la Unidad Especial de Homicidios Dolosos Luis Schiappa Pietra, la pareja de la víctima, identificada como Brenda E., de 26 años, fue citada a declarar a la comisaría 19ª y quedó detenida pero por otra causa, dijeron desde el Ministerio Público de la Acusación, ya que se determinó que tenía un pedido de captura vigente librado por la Justicia federal de Rosario hace cinco años, por infracción a la ley de estupefacientes, informaron las fuentes.

Los voceros explicaron que aún no fue determinada la mecánica del hecho, ya que la pareja de la víctima dio versiones contradictorias entre sí y con las recogidas de otros familiares de González.

“Parece un claro ajuste por drogas, pero habrá que ver si esto es así cuando se identifique a los atacantes”, dijeron voceros de la pesquisa.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente