Ciudad

Arrancan multas por manejar tras consumir drogas ilegales


Notice: Undefined index: thumbs in /home/elciudadanoweb/public_html/wp-content/themes/elciudadanoweb2016/single.php on line 67
  • image1
    Seguridad vial. Los controles de droga dieron postivo en 68 de os 170 casos analizados.

El período de prueba de 120 días para implementar la ordenanza que habilitó el control de drogas de venta ilegal en operativos de tránsito termina este viernes. A partir de este sábado a los conductores que den positivo en el test por marihuana o cocaína no sólo se les retirará el vehículo como se venía haciendo, sino que deberán pagar multas. Los valores serán los mismos que por alcoholemia positiva. Oscilarán entre 150 y 500 unidades fijas, lo que significa el pago de 3 mil a 10 mil pesos. Queda al Tribunal de Faltas establecer cómo aplicará estos valores, teniendo en cuenta que la máquina usada para el control de drogas de venta ilegal no mide niveles como la de alcoholemia, sino que arroja resultado positivo o negativo. Además deberán ir a un taller de concientización sobre conducción responsable. Los controles se hicieron a la par de los de alcohol en calle donde un médico eligió según indicios a cada uno de los 170 conductores para aplicarles el análisis. De ese total, 68 varones dieron positivo, un 40 por ciento del total. Aún queda conocer las edades del resto de los conductores que no dieron positivo. Esto es clave para quienes critican la ordenanza ideada por el concejal Jorge Boasso y el modo en que se elige a quien se le hace el test porque entienden que es una forma de estigmatización a un grupo o está basado en un estereotipo de consumidores sesgada. Mañana también se empiezan a relevar otras cuatro drogas de venta ilegal.

Balance

De acuerdo con voceros de la Secretaría de Control y Convivencia, el total de testeados en operativos de tránsito fue de 170 conductores mujeres y hombres. A 68 varones el test les dio positivo. Un 25 por ciento no vive en Rosario y estaba de paso. El 47 por ciento tenía entre 25 y 35 años, el 39 por ciento entre 18 y 24 y el 10 por ciento fueron mayores de 35. Además, hubo dos positivos en menores de 17 años. A todos los conductores que arrojaron resultado positivo se les retiró el auto pero no se los multó, lo que comenzará a implementarse mañana.  Las sanciones serán establecidas por el Tribunal de Faltas, en base a los parámetros de alcoholemia, que van de 150 a 500 unidades fijas. El Tribunal aún debe definir cómo resolver la gradualidad porque la máquina de origen alemán Dräger, a diferencia de las de control de alcoholemia, no precisa cantidad de sustancia concentrada. Sólo da positivo o negativo. El Tribunal de Faltas también deberá determinar si el costo de las pipetas descartables que se usan para el control será pagado por los conductores que den positivo. Estas lengüetas cuestan 52 dólares.

Hacia otras

Dräger, la máquina de origen alemán comprada por el municipio para hacer la prueba, detecta la presencia de otras cuatro sustancias de venta ilegal que no están incluidas en la ordenanza. Son la metanfetamina, la anfetamina, los opiáceos y la benzodiazepina. En estos cuatro meses de control, se detectaron cuatro casos de metanfetamina y tres de anfetamina, todos acompañados de marihuana o cocaína. A estos conductores también se les retiró el auto. Para estas drogas de venta ilegal mañana empieza un período de prueba similar al que terminó. Se seguirán controlando aunque aún no se aplicarán multas monetarias.

Como el alcohol

El secretario de Control y Convivencia de Rosario, Gustavo Zignago, sostuvo que en las próximas horas se enviará un informe con los resultados de estos cuatro meses al Concejo Municipal. Para el funcionario la ciudadanía reconoció la importancia de los controles vehiculares, tanto de alcohol como de sustancias de venta ilegal. “La implementación tuvo su tiempo de debate social y parlamentario. La ordenanza estuvo respaldada por la definición política que asumió la intendenta Mónica Fein entendiéndolo como un instrumento más para garantizar la convivencia en el espacio publico”, agregó.

“Creemos que es fundamental para ir en línea con los resultados que los controles de alcoholemia vienen arrojando. En cuatro años, los casos positivos bajaron de un 14 a menos del 7 por ciento”, dijo el funcionario.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente