El Hincha

Argentina y sus dos caras: ganaba cómodo por dos goles y perdió 4-2

  • image1

Una Argentina de “dos caras” y sin Lionel Messi, sucumbió ante Nigeria y luego de ir ganando 2-0, perdió sin atenuantes por 4 a 2, en el último partido del año disputado en Krasnodar, Rusia, de cara al Mundial 2018.

La primera derrota del ciclo de Jorge Sampaoli -en ocho partidos- empezó con alegría, ya que se puso en ventaja con los goles de Ever Banega, a los 22 minutos, de tiro libre, y Sergio “Kun” Agüero, a los 36, ambos en el primer tiempo.

En esa etapa, en el 44, también con un tiro libre perfectamente ejecutado por Kelechi Iheanacho, las “Aguilas verdes” descontaron.

En el complemento Nigeria pudo empatar y dar vuelta el resultado con los goles de Alex Iwobi, a los 6, Brian Idowu, sobre los 8, y otra vez Ibowi, sobre los 28.

El equipo africano, clasificado al mundial organizado por la FIFA, podría ser uno de los rivales de Argentina en la fase de grupo, que quedará determinado en el sorteo que se realizará en el Kremlin de Moscú, el próximo 1 de diciembre.

El inicio fue prometedor

Argentina comenzó controlando el balón, con circulación del balón y haciendo correr a los nigerianos, que le mostraron el extremo respeto que le tenían a los hombres de Sampaoli.

La dupla Lo Celso-Di María fue una de las cartas de presentación de Argentina en el ataque.

Los hombres albicelestes tuvieron el control del juego, porque Nigeria era solo lo que podía aportar Mikel, dado que Ieanacho no entró en el circuito de juego.

En una insólita jugada que terminó con el arquero Daniel Akpeyi tomando la pelota fuera del área, luego de que él mismo la colocara en ese lugar, Banega ejecutó de gran manera un tiro libre que dejó inmóvil al arquero africano.

En la media hora de juego Argentina tuvo otra chance con Enzo Pérez que tapó el arquero y un cabezazo de Otamendi que se fue cerca.

En la mejor jugada colectiva, casi la única, de todo el partido, Argentina aumentó cuando Dybala habilitó a Pavón, el hombre de Boca desbordó a su defensor y el centro al medio lo conectó Agüero a la red.

Nada hacía presagiar lo que más adelante iba a pasar, aunque en el último minuto Ieanacho ejecutó de manera magistral un tiro libre que Marchesin no pudo sacar, para transformarse en el 2-1 parcial.

La otra cara de la moneda

El segundo tiempo argentino fue directamente para el olvido, porque si bien Benedetto ingresó por Agüero para compartir la delantera con Pavón, fue Nigeria el que pegó primero y lo hizo en reiteradas ocasiones, en apenas dos minutos.

El DT de Nigeria, el alemán Gernot Rohr, pateó el tablero de manera abrupta y sacó al arquero y a los laterales: Uzoho por Akpeyi, Ebuehi por Aina e Idowu por Abdullahi.

Una pérdida de balón de Lo Celso le permitió a Nigeria tener velocidad en ataque y fue Ieanacho el que habilitó a Ibowi, y el hombre del Arsenal de Londres sentenció a Marchesín.

Sin recuperarse aún del golpe que significó el empate, Nigeria aprovechó otra vez la velocidad de sus mediocampistas y el mal retroceso de los argentinos.

Es que el conjunto argentino dejó muchos espacios entre líneas y Nigeria tocó siempre de primera para dejar a Idowu de cara al arco y así sentenció al arquero argentino.

Sampaoli empezó a ejecutar cambios en busca de aire fresco, en un equipo que careció de la misma recuperación del balón que tan bien exhibió en el inicio y la sorpresa que tuvo en la primera etapa.

Sin peso ofensivo Banega y Pérez, con poco aporte de Dybala y ausencia de Pavón, y un Benedetto absorbido por la marca de los centrales africanos, Argentina se deshilachó y nunca pudo volver a entrar en ritmo de partido.

En otro veloz ataque Ibowi dibujó una jugada tremenda, para dejar desairado a Mascherano con un “caño” y definir de zurda ante la salida de Marchesín.

Sampaoli mandó a Perotti y Rigoni por Di María y Pavón para poder abrir las puntas, pero solo un cabezazo de Benedetto, a los 37, fue lo que aportó Argentina en desventaja.

Síntesis

Nigeria: Daniel Akpeyi; Olaoluwa Aina, Leon Balogun, William Ekong, Awaziem, Abdullahi Shehu; John Ogu, Obi Mikel, Wilfred Ndidi; Alex Iwobi y Kelechi Iheanacho. DT: Gernot Rohr

Argentina: Agustín Marchesín; Javier Mascherano, Germán Pezzella, Nicolás Otamendi; Ever Banega, Matías Kranevitter, Giovani Lo Celso; Paulo Dybala, Cristian Pavón y Angel Di María; Sergio Agüero. DT: Jorge Sampaoli

Goles en el primer tiempo: 22m Banega (A), 36m Agüero (A), 44m Iheanacho (N)

Goles en el segundo tiempo: 6m Iwobi (N), 8m Brian Idowu (N), 28m Ibowi (N)

Cambios en el segundo tiempo: al inicio Benedetto por Agüero (A), Uzoho por Akpeyi (N), Ebuehi por Aina (N) e Idowu por Abdullahi (N), 12m Gómez por Lo Celso (A), 15m Leon Balogun por Omeruo (N) y 17m Belluschi por Dybala (A), 24m Musa por Ieanacho (N), 30m Rigoni por Di María (A) y Perotti por Pavón (A), 34m Insúa por Pezzella (A), 41m Olarenwaju Kayode por Ibowi (N)

Estadio: FC Krasnodar (Rusia)

Árbitro: Vladislav Bezborodov (Rusia).

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente