Ciudad

Apareció el joven rosarino que era buscado en México

  • image1

El terremoto que sacudió a México ayer dejó más de 200 muertos y una cifra incierta de desaparecidos que están siendo buscado por sus familiares. Franco Ezequiel Ayala, era una de esas personas que estaban siendo rastreadas para conocer su estado de salud tras el sismo.

Franco tiene 24 años y viajó hace tres meses a México. Primero estuvo en Tulum y después se mudo a Roma Norte, donde trabaja como mesero.

Familiares y amigos de Franco estaban desesperados buscando su paradero e hicieron un llamado a la solidaridad a través de las redes sociales donde se conoció en toda la ciudad su caso.
Finalmente pudieron contactarse telefónicamente con él esta madrugada y explicó que está bien y resguardado en su departamento.

Esta mañana Franco habló con Radio 2 y contó su experiencia tras vivir la catástrofe. “Estoy bien, aún un poco asustado”, expresó. Contó que el se encontraba en la zona céntrica, que fue la más afectada y recién ahora se está restableciendo la conexión a Internet y energía eléctrica.

“Ahora me encuentro en D.F (Distrito Federal). Toda la ciudad necesita mucha ayuda, quedó muy afectada. En el momento del terremoto yo estaba en el edificio con unos amigos tomando algo, sentimos el temblor. Me sentí un poco mareado y se empezó a mover todo muy fuerte. Un edificio que estaba enfrente se derrumbó completamente”, relató aún con nervios Franco.

El joven rosarino señaló que apenas pueda se irá de México hacía nuevos rumbos, aún inciertos, ya que su idea es viajar durante dos años conociendo el mundo. Hasta el momento desconocía si los aeropuertos estaban abiertos así como los trenes o las terminales de autobuses.

La ayuda y solidaridad de las redes sociales

Toda la gente que se mantuvo al tanto, muchas gracias por su apoyo y por compartir, Franco se encuentra bien”, publicó minutos antes de la 7 de la mañana, hora Argentina, Joshué, amigo de Franco y la novedad alivió a todos.
“El último contacto que tuve con él fue anoche, que hablamos. Le escribí pasado al mediodía y nunca le llegaron los mensajes, su última conexión fue a las 11”, había expresado Florencia Malvestuto, otra amiga de Franco, radicada en Playa del Carmen, cuando no había indicios sobre el paradero del joven.

El ex Central que vivió en primera persona el terremoto en México

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente