Ciudad

Ante pedido de pericia Bauen Pilay pidió suspender negociaciones

  • image1
    Las denuncias contra la firma empezaron en abril, ya ascienden a mil y si llegan a tres mil forzarán el debate en el Concejo.

La empresa Bauen Pilay pidió posponer todas las audiencias de mediación con los clientes rosarinos hasta que estén los resultados de una pericia contable. La prueba fue solicitada en los Tribunales de Rosario por uno de los vecinos que inició el reclamo y es una medida previa a la demanda judicial. El presidente de la firma, Javier Vigo Leguizamón, sostuvo que las negociaciones estaban estancadas desde hace meses y que esta medida determinará el costo real de construcción de un departamento. En ese valor está una de las claves del conflicto entre la constructora y más de mil clientes que denunciaron aumentos en las cuotas que pagan mensualmente para tener una casa y que en dos años subieron más del 120 por ciento. Desde la Oficina Municipal de Defensa al Consumidor, que recibe los reclamos desde abril, dijeron que Bauen Pilay no sólo cobró más de lo debido sino que no informó a sus clientes de manera adecuada y aplicó incrementos unilateralmente.

Cláusula y denuncias

En el contrato que firman los inversores con Bauen Pilay se establece que los incrementos en las cuotas se calculan en base al índice difundido mes a mes por la Cámara Argentina de la Construcción (CAC). Pero el documento tiene una cláusula: en caso de que los costos reales de construcción fueran más altos la cuota se ajustará. En las audiencias de mediación, Vigo Leguizamón argumentó que en los últimos años hubo un desfasaje del 35 por ciento entre lo que vale construir y los índices de la CAC. Y presentó documentación que daba cuenta de esos costos.

Pero en los últimos dos años los incrementos fueron de un 66 por ciento más de lo indicado por la cámara, lo que equivale a cuotas de 8 mil pesos para los que están en categoría de espera y 17 mil para los que ya tomaron posesión de los departamentos. Los valores están muy lejos del slogan que promete llegar a la casa propia pagando mensualmente el equivalente a un alquiler.

En abril los clientes de Bauen Pilay se organizaron a través de Whatsapp y en tandas llegaron a la Oficina Municipal de Defensa al Consumidor para hacer el reclamo.

Según contaron a El Ciudadano, desde la primera audiencia piden volver al valor de la cuota ajustada por el índice CAC, que en marzo debía ser de 8.900 pesos para los que pagan cuota de posesión. También reclaman que sólo se siga este indicador y piden el reintegro del excedente abonado en los últimos años. A principios de junio un primer grupo de 23 clientes cerró un acuerdo pero no trascendió ninguna información porque fue sellado bajo una cláusula de confidencialidad.

Días después la empresa hizo una propuesta a otros dos grupos de cien personas. Ofreció bajar la cuota de posesión a 10.800 pesos y ajustar por la CAC durante 24 meses. Desde el mes 25 hasta finalizar el contrato propuso sumar cada mes 175 pesos regidos por la CAC. La cifra es acumulativa, es decir, todos los meses se suman 175 más el valor de la CAC. Los dos grupos la rechazaron porque consideraron que en dos años estarán en la misma situación que ahora.

Desde ese momento en adelante no hubo ninguna otra propuesta por parte de la firma y los clientes decidieron pedir una audiencia pública en el Concejo Municipal para que pueda asistir cualquiera de los 11 mil clientes que tiene la compañía en la ciudad.

Pericia

En paralelo a las audiencias, el abogado Marcos Peirano pidió a la Justicia de Santa Fe una pericia contable que determine los costos de construcción de los departamentos. La solicitud fue hecha en mayo y es la instancia previa a la primera demanda judicial contra la compañía en el marco de estos reclamos.

“Venimos de una situación estancada en la que no se pudo llegar a un acuerdo ni de un lado ni del otro y que desgastaba a todos. Por eso sugerimos aguardar el resultado de esa pericia”, dijo a este diario Vigo Leguizamón, y agregó que la prueba será esencial para su firma porque determinará el costo constrictivo real y “la incidencia de los sobrecostos no reflejados por la CAC”.

Desde la Oficina Municipal de Defensa al Consumidor, Ariel D’Orazio, apuntó que desde la primera audiencia la firma aportó datos contradictorios. “Primero informaron un sobrecosto del 35 por ciento pero en mayo la cuota fue un 66 por ciento más de lo indicado por la CAC”, explicó y agregó que la empresa argumentó que esos costos eran excesivos en Rosario pero los aumentos afestaron a clientes de Córdoba y Santa Fe.

Para el representante de la repartición, a eso hay que sumar que Bauen Pilay impuso un índice por contrato y después lo modificó de manera arbitraria. “Fue unilateral, no informaron a sus clientes adecuadamente para que los aumentos no impacten negativamente en el bolsillo. Hay una publicidad engañosa: Bauen ofrece tener una casa pagando un alquiler y hoy los costos son del doble o el triple”, aseguró.

Según D’Orazio el pedido de suspensión de audiencias deja a más de 30 grupos de cuota de espera sin instancia de negociación y retrasa aún más una solución para los vecinos que hoy no pueden pagar los incrementos.

Hacia la audiencia pública

Para llevar el debate al Palacio Vasallo, los clientes de Bauen Pilay necesitan tres mil firmas. Los interesados en llenar la solicitud pueden acercarse a la Oficina Municipal de Defensa al Consumidor ubicada en Córdoba 852. Deben presentarse  de 8 a 16. También pueden dirigirse a cualquiera de los puntos de la ciudad que se informan a través de las cuentas de Twitter y Facebook bajo el nombre “Operativo Bauen”.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente