Ciudad

Alarma por un alumno que llevó cortaplumas a clase de gimnasia

  • image1

Los padres y docentes de la escuela N° 565 Bartolomé Mitre se alarmaron cuando el lunes por la tarde un niño de 11 años entró con un cortaplumas en la mochila a la clase de educación física. El niño lo había mostrado a sus compañeros antes de entrar a la escuela. Los chicos le contaron al profesor quien le quitó el cortaplumas a su alumno. Las autoridades avisaron al equipo socioeducativo del Ministerio de Educación y el chico pasó a tránsito especial por cuatro días: hará las tareas y tendrá un seguimiento escolar desde su casa. El viernes el equipo se reunirá con el menor y la familia para evaluar la situación y considerar la posibilidad de articular con otras áreas del Ministerio.

Era lunes por la tarde. Antes de ir a la clase de educación física cargó en su mochila un cortaplumas. Cuando llegó a la puerta de la escuela N° 565 Bartolomé Mitre lo mostró a sus compañeritos y entraron a la clase. Los chicos le contaron al profesor, quien pidió revisar las pertenencias del alumno de 7º grado. Le sacó el cortaplumas y continuó la clase con normalidad.

El hecho alarmó a los padres de los otros chicos que cursan 7º grado de la escuela ubicada en Mendoza al 7310. Fueron hasta la puerta y pidieron la intervención de los directivos quienes avisaron al equipo socioeducativo del Ministerio de Educación. Los profesionales pusieron al niño de 11 años en tránsito especial hasta el viernes: seguirá haciendo tareas con un seguimiento escolar desde la casa.

El viernes el equipo se reunirá con el menor y la madre para evaluar la situación y considerarán la intervención de otras áreas del Ministerio.

“El niño está en una situación compleja familiar y algunos de sus derechos están siendo vulnerados. Queremos saber qué es lo que lleva a este niño a tener este cortaplumas. La situación nos interpela a los adultos y familias”, dijo a El Ciudadano, Diana Gallo Ambrosi, delegada del Ministerio de Educación provincial.

Ambrosi dijo que los casos de violencia en escuelas son un reflejo de lo que pasa en la sociedad, pero que son pocas las situaciones que registran en la provincia. “Hay más de 330 mil estudiantes y 1200 escuelas oficialices. Estos casos son contados”, concluyó.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente