Edición Impresa

A Messi lo perdonaron y está listo para volver

  • image1
    Prepara los botines. El rosarino Lionel Messi recibió la mejor noticia y podrá estar presente en agosto contra Uruguay.

La comisión de apelación de la Fifa anunció ayer que levantó la sanción impuesta al capitán de la selección argentina, Lionel Messi, que de esta forma quedará habilitado para jugar los últimos cuatro partidos de las Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial de Rusia 2018.

Tras la audiencia que tuvo lugar el pasado jueves en Zurich, donde estuvieron los abogados afistas Ariel Reck y Andrés Urich, más el español Juan de Dios Crespo, la Fifa decidió dejar sin efecto la sanción emitida el 28 de marzo por la comisión disciplinaria, mediante la cual, en aplicación del artículo 77 se declaró a Messi culpable de infringir el artículo 57 al pronunciar palabras injuriosas contra un árbitro asistente.

Además de la suspensión de cuatro partidos oficiales de Eliminatorias -que en efecto sólo cumplió una ante Bolivia como visitante-, se retiró la multa de 10 mil francos suizos impuestas a Messi.

La comisión de apelaciones tiene como vice al argentino Fernando Mitjans, mientras que es presidida por Larry Mussenden, de Bermudas.

El rosarino, de esta forma, primero estará presente en Australia para disputar un amistoso frente a Brasil el próximo 9 de junio y luego será la bandera de la Selección argentina para intentar lograr la clasificación a Rusia 2018.

En el horizonte, el conjunto albiceleste, quinto en la tabla de posiciones y en puesto de repechaje, debe enfrentar a Uruguay (V), Perú (L), Venezuela (L) y Ecuador (V).

En la presentación del jueves en Zurich, los abogados de la AFA que acudieron a la audiencia se habían mostrado optimistas en la reducción de la sanción a Messi, pese a que ni siquiera declaró a través de una videoconferencia como se había dejado trascender.

Según fuentes cercanas a la AFA, los letrados plantearon sus argumentos para morigerar el castigo, en el mismo sentido de la primera presentación, donde argumentaron que el insulto de Messi fue lanzado “al aire” y no contra ninguna autoridad o persona en particular.

Los letrados hicieron hincapié que Emerson Augusto de Carvalho, juez de línea del partido que Argentina jugó ante Chile en el Monumental, entendió los insultos y que la terna arbitral decidió no informar al futbolista.

Por ese motivo, de acuerdo a la interpretación de la defensa, no correspondía actuar de oficio tal como lo hizo la Fifa.

Además, se esgrimió que por la falta y los antecedentes del propio Messi, la sanción era considerada excesiva.

Si bien el futbolista estaba citado para que se presente en Zurich para hacer un descargo, ni siquiera se prestó a realizar una videoconferencia.

Desde su entorno afirmaron que nunca recibió la citación formal, mientras que gente cercana a Claudio Tapia aseguró que Messi se había comprometido a ir a Suiza o bien declarar por videoconferencia cuando se reunió con Chiqui en Barcelona.

 

 

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente