Gremiales

Gremios rosarinos le marcan la cancha a Triaca

  • image1
    El Movimiento Sindical Rosarino insiste en pedir un plan de lucha a nivel nacional.

“Si, como dice Triaca, esto va a ser por consenso y va a ser para mejorar a todos los sectores, el gobierno tendría que ponerlo en agenda ya y explicarle a todos los argentinos qué es lo que pretende hacer con la reforma laboral, no dejarla para después de octubre”, dijo con sorna el titular del Movimiento Sindical Rosarino, Alberto Botto. El también dirigente lucifuercista se refirió así a las palabras que el ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca, pronunció en la víspera en el Rotary Club de Buenos Aires: allí, ante un selecto auditorio, anticipó que los cambios en la legislación del trabajo que prepara el gobierno nacional no se harán a través de una “gran ley”, sino que “será discutida por todos los sectores, gremio por gremio”. Y como ejemplo de lo que decía, Triaca mencionó, ensalzándolo, el ejemplo de Vaca Muerta, el yacimiento petrolífero patagónico donde a principios de este año el gobierno logró sellar un compromiso de inversiones a cambio de una rebaja salarial de los trabajadores. El presidente Mauricio Macri lo había presentado entonces como “una verdadera revolución del trabajo”.

Los anuncios en el paso del ministro Triaca por el Rotary pusieron los pelos de punta a dirigentes gremiales rosarinos. “Viniendo de un gobierno de corte neoliberal, todo ya genera dudas en sí mismo”, marcó Botto. Y advirtió: “Al querer llevar la reforma gremio por gremio se busca desalentar cualquier manifestación de los trabajadores”.

Para el dirigente lucifuercista “no es menor” que la exposición de Triaca haya sido en una reunión de rotarios, “cuando tendría que ser frente a toda la sociedad”.

El titular del MSR puso en relieve, además, el lenguaje del ministro: “Prefiere usar la palabra productividad. Productividad, con políticas neoliberales, es sinónimo de explotación, despidos y esclavitud moderna”, advirtió.

Además de su titular, todo el MSR cuestiona la política laboral y también la económica del gobierno nacional; a través de un comunicado, la intersindical local expresó que el movimiento obrero “debe poner en marcha un plan de lucha nacional que ponga freno” a despidos, apertura de importaciones, tarifazos y “a la mentada «armonización» de las Cajas Provinciales de Jubilaciones y Pensiones”, además de la reforma laboral.

En la misma sintonía, el secretario General de la UOM Rosario, Antonio Donello, también expresó su reparo a los consensos comprometidos por Triaca: “Los gremios no van a aceptar discutir un convenio a la baja”, advirtió.

“Si hay reformas de convenio tienen que ser donde el trabajador quede siempre mejor posicionado. Una reforma que vaya en forma negativa a los intereses de los trabajadores no será negociada puntualmente por la UOM y no creemos que ningún sindicato lo haga”, sostuvo.

“Lo que si compartimos –concedió Donello– es el blanqueo para trabajadores que están en negro”. Pero de igual modo advirtió: “Todo esto es político. Si el gobierno tiene buenos resultados en las elecciones se va a sentir con el derecho de que el pueblo argentino acompañe una reforma que en principio desconfiamos por todo lo hecho por este gobierno hasta ahora y que ha afectado fuertemente al sector de los trabajadores”.

Debate en contra

Este viernes desde las 16, en la Facultad de Psicología (Beruti y Riobamba, Ciudad Universitaria) participarán de un debate abierto el ex ministro de Trabajo Carlos Tomada junto a la titular de Ctera, Sonia Alesso; el secretario General de Sadop Rosario, Martín Lucero, y el médico y docente de la UNR Jorge Kohen. El eje de la actividad, organizadas por la agrupación La Masotta, será la experiencia docente entre los “procesos colectivos de resistencia al neoliberalismo”.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente