Gremiales

La ex Prunelle quiere trabajar

  • image1
    Los trabajadores de la cooperativa de Soldini plantearon su punto de vista.

Sin descanso. Los trabajadores de la Cooperativa de Trabajo de Productos Cosméticos Limitada (ex Prunelle), radicada en la comuna de Soldini, continúan transitando despachos variopintos para lograr destrabar de manera definitiva su situación y poder producir y comercializar la popular línea de cosméticos.

“Somos optimistas por naturaleza”, señalaron los trabajadores de la ex Prunelle a El Ciudadano sobre la compleja situación actual.

Es que, desde el cierre y posterior quiebra en septiembre de 2014, 20 operarios comenzaron el proceso de conformar una cooperativa de trabajo un objetivo que alcanzaron obteniendo, las matrículas nacional y provincial.

En ese marco, el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial Nº 10 homologó en tiempo y forma los proyectos de viabilidad presentados por los trabajadores para avanzar en el pedido de continuidad de la empresa fabricante de los productos comercializados bajo la marca Prunelle.

Como sea, la situación actual encuentra a la cooperativa en la búsqueda de los mecanismos necesarios para poder operar la planta ubicada en la localidad de Soldini.

“Estamos esperanzados de encontrar respuestas positivas de todos los actores involucrados en este proceso”, señaló Ramón Arias, presidente de la Cooperativa de Trabajo de Productos Cosméticos Limitada.

Y agregó: “No nos sentimos solos, por el contrario, recibimos de manera constante la solidaridad del mundo cooperativo y el acompañamiento de los estamentos provinciales y también de la justicia. Nosotros queremos trabajar y, estamos dispuestos a dialogar con quien sea necesario”.

Lo no dicho por nadie de manera explicita, y que El Ciudadano pudo indagar, es la necesidad vital de “la extensión de la quiebra” para asegurar, de manera perentoria, el trabajo de la ex Prunelle, aseguró una fuente calificada.

Se entiende, estos procesos nunca son ni lineales, ni puros y su complejidad se materializa no sólo en los actores, sino también en como influyen los contextos históricos. En esta historia resaltan, por opuestos, cierta pereza de los ex dueños de Prunelle por hallar respuestas eficaces; por el otro, la voluntad de los trabajadores de sostener la fuente de trabajo. Al decir de Arias: “Sólo queremos trabajar”.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente