Edición Impresa

Félix Díaz le pidió una mano al Papa para que Cristina lo reciba


Notice: Undefined index: thumbs in /home/elciudadanoweb/public_html/wp-content/themes/elciudadanoweb2016/single.php on line 67
  • image1

papadentro

El líder de la comunidad qom formoseña La Primavera, Félix Díaz, le pidió ayer al papa Francisco que interceda para que lo reciba la presidenta Cristina Kirchner, durante un encuentro que compartieron en El Vaticano.

“Nosotros le planteamos la necesidad de que interceda para un pedido de audiencia con la presidenta”, señaló Díaz y explicó que su intención es exponer ante la mandataria la “problemática de los indígenas”.

En declaraciones a la radio La Red, el cacique, que estuvo acompañado por su pareja Amanda Asijak y el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, destacó que el Papa mostró que tiene “bastante conocimiento de la falta de acceso al diálogo de parte de las autoridades nacionales con los pueblos indígenas”.

“No era necesario explicarle porque sabe bastante”, aseguró Díaz, al tiempo que señaló que dialogó con el Sumo Pontífice sobre el “tema de los antecedentes penales” que pesan en su contra en la provincia de Formosa.

Para el cacique, el Papa es “un hombre que tiene mucho interés en que el mundo encuentre paz y armonía con todos los habitantes para construir un mundo mejor”.

Además, según indicó, Francisco se mostró “muy interesado en incluir el tema del pueblo indígena en la agenda”.

Por su parte, el director de la oficina de prensa de la Santa Sede, padre Federico Lombardi, explicó que “el señor Félix Díaz manifestó al Santo Padre su agradecimiento por esta audiencia y lo que significa como manifestación de interés y de apoyo”.

También añadió que “le expresó las dificultades que sufren los pueblos indígenas de la Argentina y de América latina, así como su preocupación por la protección de sus derechos, especialmente en lo que se refiere a su territorio y su identidad cultural”.

La reunión fue gestionada por Pérez Esquivel, que a su vez ya había participado de una audiencia con el jefe de la Iglesia.

El premio Nobel de la Paz subrayó que “no es casualidad que un jesuita latinoamericano quiera recibir y escuchar a los pueblos originarios”.

Según informó la comunidad qom en un comunicado, llevaron al encuentro con Francisco “las graves violaciones a los derechos humanos que sufren los pueblos originarios en el continente latinoamericano”

Semanas atrás, Díaz fue nombrado como uno de los delegados de la Cumbre Nacional Argentina de los Pueblos y Organizaciones Indígenas, en la que se denunciaron las marginaciones que están viviendo esas comunidades.

Aparte con la Teología de la Liberación

Adolfo Pérez Esquivel conversó ayer en el Vaticano con el papa Francisco sobre la Teología de la Liberación, la corriente teológica progresista condenada por el Vaticano en los años 80, relató el premio Nobel de la Paz en una rueda de prensa en Roma al cabo de la audiencia que le concedió el pontífice junto al cacique qom Félix Díaz.

Durante los 45 minutos de la audiencia Pérez Esquivel aprovechó para plantear otros temas y le regaló al pontífice una copia del “Pacto de las Catacumbas”, un documento firmado por numerosos exponentes de la Iglesia en 1965, durante el Concilio Vaticano II, que en la Catacumba de Santa Domitila de Roma asumieron el compromiso de la opción por los pobres.

El Papa apreció la lista de los firmantes –los arzobispos Helder Cámara, de Brasil, y el asesinado Oscar Romero, de El Salvador, entre ellos– y Pérez Esquivel le planteó la importancia de una cierta apertura hacia los teólogos de la liberación.

“El papa Francisco tiene un compromiso con los pobres en particular y esto lo está manifestando”, dijo. “Es cierto que hubo problemas con los teólogos de la Liberación, pero hay que revisar muchas cosas –explicó Pérez Esquivel–. Las teologías nunca son definitivas. Son caminos a construir”, agregó.

EDICIÓN IMPRESA

Subir

Diseño y desarrollo Departamento Sistemas Diario EL Ciudadano & La Gente